15 mar. 2017

Magia

Llámalas como quieras, 
pero no por ello las quemaron en la hoguera.
Que si brujas,
curanderas,
hechiceras.
Que sí encantadoras,
adivinadoras,
magas…
¡Mujeres!
Mujeres sabías,
con conocimiento y poder.
Por eso las quemaron.
Por miedo
e ignorancia.
Que sí médiums,
nigromantes,
videntes.
Que sí espiritistas,
pitonisas,
ocultistas…
¡Mujeres!
Mujeres que asesinaron
y asesinan.
Con su analfabetismo vital,
su pánico machito
y su ineptitud radical.
Yo le canto a las vestales,
que ocupaban los templos de las Diosas.
A las sibilas,
profetas de la razón.
A las sacerdotisas,
que auguraban los cambios,
y observaban el futuro.
No culpes a la magia
de la violencia patriarcal,
No culpes al temor,
de la barbarie,
el asesinato,
y la crueldad.


















Ilustración de Conrad Roset

No hay comentarios:

Publicar un comentario