18 sept. 2011

Celo[s]


Me enferma verte con ella,
 paseando por las calles, entre risas sinceras y abrazos furtivos,
odio que quedes con ella,
dejándome en un extraño y extraviado segundo plano,
pasas demasiado tiempo con ella,
¿no te acuerdas de que aún vivo a tú lado?.
Y ahora, cuando al fin te veo, cuando al fin te siento, cuando te tengo cerca,
solo sabes hablarme de ella.

Me exaspera que solo tengas ojos para ella,
palabras, caricias y más sonrisas para ella,
Si las miradas hablaran,
yo estaría muy lejos de nuestra vida hace tiempo.
Sola,
 asustada
y con el corazón echo trizas en una mano sangrante
y en la otra, una botella de aguardiente caliente.

¿Por qué esos idílicos planes?,
¿por qué escaparte a cualquier paraje perdido?,
¿por qué los disimulados besos?,
¿por qué los regalos interminables y las malditas cartas?.
¿Qué con quien iba a ser todo ello?,
¿qué para quien iba ser si no?.
¿lo sabes bien?, ¿cierto?.
Era Yo y ahora es Ella
(jodida y suertuda ella).

Antes éramos nosotras
y ahora solo sois tú y ella.

Veo que le has construido un nuevo mundo,
un rincón secreto,
una mina deslumbrante,
un jardín del Edén,
unas montañas nevadas,
un bosque encantado,
un mar bravo y tranquilo,
un lago estrellado,
un cielo de plata y
una ciudad del sueño.

Todo aquello que habías anhelado antes conmigo ahora es de ella.

¡Que decepción!, ¡que triste pena!.
Oye ¡que le den por culo!.
Ya estoy más que harta de Ella.

Ella por aquí,
ella por allá.
Y no será por que a mi me importe
(sí, me importa, me mata, me destruye, me desquicia, me somete a la locura, me llena de amargura…)
por que para mi ella ni existe,
solo es una vaga imagen de alguien que me describiste un día al azar.

¿¡Yo, celosa!?.
¿Pero que cuentos tienes en la cabeza?
Yo solo soy auténtica,
no como ella,
que no tiene nada
(sí, lo tiene todo, te tiene a ti).

Solo la quiero lejos de tú vida,
pues yo soy esa, a la que llaman destino
y nuestra fortuna se unió.
Solo te quiero cerca
y no volver a saber, ¡jamás!, nada de nada de ella.

- Silencio -

¿Que esas tenemos?,
¿la eliges a ella antes que a mí?.
No me lo creo
(no lo quiero creer).
No puedes luchar contra tú destino,
está escrito,
sellado con fuego,
con palabras de amor y de odio.

Mira, soy racional y muy abierta,
pero…
¿no será mejor que te deje atada a la pata de mi cama y estemos juntas como esta establecido?.
Solas tú y yo,
y nada de vosotras, de ellas, de ella, ni de ti,
solo nosotras,
(un puro y sencillo nosotras).

Al final conseguirás que me olvide de todo,
que pasee a tú lado,
caminando con total discreción,
y será como si jamás me hubieras visto
(solo de pensarlo creo que fenezco)
como la lluvia secada al sol.

9 sept. 2011

Olvido


Me olvido de las risas,
de las caricias y emociones.
De aquellos besos furtivos
y esas miradas en los rincones
Me olvido de su olor
de su tacto y su cabello.
De sus ojos aguamarina y
sus labios sabor a miel.
Me olvido de los fracasos,
de las torpezas y desilusiones.
¿Y para qué?, 
¿por que tanto olvido?.
Ya no recuerdo ni su nombre.

                                           Dibujo: Conrad Roset