29 may. 2017

Deseadero

Me gustan los azotes - el cuero y el látex.
Me gusta sentir la asfixia - tus manos rodeando mi cuello.
Pero odio tus galanterías,
tu paternalismo recurrente y
tus modales de principito desteñido. 

por que eso te pone cachondo
pero ¿Puedo tener fantasías viviendo bajo esta sombra?
¿son realmente mías?
todavía no estoy segura 

¿Quieres que sea una fiera? - lo seré.
¿Quieres que no me queje?, no soltaré prenda - solo la palabra de seguridad.
La construcción de un deseo que parece indomable a primera vista.
El sexo es mi lenguaje,
mi expresión
y algunas veces,
mi ansiada perdición. 

dirijo mi deseo que es mi barca
para cambiar las aguas
elijo de la aversión el amor
de la norma la unión
y de la unión 
el aprendizaje mutuo 
Me enfundo en mi arnés
y embadurno el dildo,
dejándolo pegajoso, viscoso,
goteando,
como tu boca entreabierta.
Tus ojos brillan, golosos,
ante la señal de la penetración. 

Ana Fernández y Esther Moreno 

 Glass Animals - Gooey (animation)

28 may. 2017

Amor no correspondido

No me desprecies si no me conoces. 
¿A caso crees que no merezco cariño?,
¿amor?,
¿respeto?
Sí…
¡Vuelo!
Porque así yo lo he querido.
¿Es tan difícil de entender?
También corro y me escondo cuando enciendes la luz.
Me gusta este juego que tenemos.
¿Me ves y gritas?
¿Después de todas las horas que me he pasado en el baño
cepillándome el exoesqueleto solo para ti?
Lustroso,
duro.
Como a mí me gusta.
Como a ti te gustaba…
Pero ya no me quieres.
¿O quizás nunca me quisiste?
No creas que no escucho lo que vas diciendo de mí,
de mis padres,
incluso de mis hermanas.
¡Si no las conoces!
Siempre con una palabra fea en esa boca de piñón.
Aún así,
me gusta cuando bailas conmigo.
Rápida,
valiente,
con tus pies sobre mi cara.
Y ahora muero,
muero de pena porque no vuelves,
muero de dolor porque te has ido de la casa,
muero de tristeza…
Aunque nada me mata.


14 may. 2017

Leviatanes interesados

Los llaman los demonios
de las nuevas tecnologías.
Los parásitos
que habitan en tu subconsciente,
tu incansable realidad
y tu aburrido presente.
Aunque tus ojos pesen
tu mirada no puede escapar de su trampa cristalina,
de luces y sonidos,
hashtags,
likes
y tags efímeros.
Tejen las redes
que te apresan,
de cárceles mediáticas
y contenidos vacíos.
Patrocinan tus sueños,
alimentan tus pesadillas.
Los llaman los satanases contemporáneos,
los belcebús modernos,
los engendros de las quimeras perdidas
y se esconden en tus datos bancarios,
tus correos personales
y tus fotos prohibidas.
¡Cuidado!
Dicen que ya te han atrapado.
Por favor,
apaga el ordenador,
el móvil,
la tableta…
Y vuelve a sonreír,
sin necesidad de tener que compartir toda tu vida
en ese mundo falso
e imaginario. 

 Ilustración de Polly Nor

24 abr. 2017

Químeras perdidas

Ensoñaciones diurnas
muestran los desesos
de les olvidades.
Duermen de día
los zombies de la labor.
Apagan sus sueños
y acatan las normas.
Viven con los ojos cerrados
y el corazón
en un cesto de espinas
encogido,
sangriento,
tristamente abandonado,
como un bebé en una iglesia,
como la tierra ansiosa de agua.
Recuerdan perderse de día,
pero no dejan su cuerpo libre,
su mente…
Fantasean con ilusiones,
imaginan las ficciones,
idealizan las visiones y
codician la vida
que no se dejan vivir.


23 abr. 2017

Metamorfosis

Te vistes y desvistes,
también te travistes.
Y es que te todo elemento
que decora tu ser
te hace relucir.
Desde las plumas
a la purpurina,
desde los tejanos
a las bambas.
Tú, reina de la mutación,
rey camaleónico,
aprendiz del cambio
y de la creación artística.
Transmutación de elementos,
conversión de ideas,
transformación real.

 Ilustración de Óscar Guitérrez González

22 abr. 2017

La justa dosi

El treball de fi de grau, 
la tesina,
la tesi doctoral…
El treball blablablibliblublu,
la equació aturdidora de sentits,
la polimorfia sintàctica de la síntesis de la erudició.
I es que el cap s’abruma,
amb tanta botjeria.
Si, si, s’ompli d’histories
i continguts,
però...
per a qué?
Títol, carretera i manta.  
Mare, hui no vinc a sopar.
He d’escriure 10.000 paraules
sobre els jardins a l’Anglaterra en el segle XI.
Molt bé filleta, et deixaré
la carn al congelador.
I després de tot açò, que?
Doncs un altre màster,
un altre carrera,
un nou títol.
Un reconeiximent de les meus capacitats i actitus
en un món aillat i perillós.
Aquest mal sà vici
ens consta la salut i els diners.
Es com el subidón de l’heroina,
la baixadeta del Diazepan.
Donam drogues acadèmiques.
Donam a historiadors -homes blancs de gran inteligència.
Donam als majors polítics –eixos que sempre han destacat per la seua eloqüència.
Fulla en blanc,
ordinador,
café i te – perque no?
Jo vull tot açò,
i més.
Vull morir de una saturació de coneixèments,
una explosió al meu cervell,
un arcoriris de rendiment.
La signatura crida,
“mai haura un final”.

21 abr. 2017

Los santos inocentes

La persigues por las noches, 
cuando es más vulnerable.
Ella sale de trabajar – delantal y olor a fritanga.
Te diriges hacía ella, como todos los días.
Se asusta,
pero a ti te divierte.
Le muestras la polla, burlón
y ella huye,
molesta y triste – por no haberte gritado a la cara.
Al día siguiente
te encaras contra ella
y le tocas el culo
con tus manos enfermas.
Te empuja y te insulta - la gente en la calle no hace nada,
algunos miran, pero no es su problema, vuelta a la realidad virtual.
Tú no eres su única pesadilla.
En el trabajo también la acosan - su jefe y sus compañeros
y en casa su tío siempre se aprovechó de ella.
Y tú – asqueroso misógino,
eres la guinda de un pastel venenoso,
que recorre su garganta
y que se le atraganta,
le quema,
le hace rabiar,
otra noche más.
Hoy quieres besarla,
manosearla,
follártela,
sí,
¡quieres violarla!
Por eso no esperas que ella te vuele la cara – BANG!
Y así hace de tu monstruosa jeta
un amasijo de sangre y vísceras.
Y reluce la mierda infecta que eres,
llena de gusanos, moscas y cucarachas.
La gente grita - ¡Loca!, ¡Asesina!...
ellos la graban – y lo comparten en sus redes sociales #EnergúmenaVuelaCabezaAcosador!
llaman a la policía…
y ella,
al fin,
sonríe satisfecha.
En la televisión lloran tu asesinato
y a ella - la vil prensa,
la ahorca para siempre.
Sus amistades no la defienden,
a sus conocidos no les sorprende – siempre iba provocando.
La historia no acaba,
hacen una película de lo sucedido.
A ti te glorifican – resultado de una sociedad patriarcal
y a ella la queman – en la hoguera que aclaman que debería estar.
Las llamas devoran su cuerpo,
pero, ahora, las pistolas suenan sin césar.
Bang!
Otro muerto - #LasMujeresSeHanVueltoCrazy 
Bang!
Otro al agujero
Bang, Bang, Bang…
Las calles se bañan
con la sangre de los llamados héroes,
el aire se envuelve
con la ceniza de las incomprendidas,
las perseguidas,
las atacadas,
las mujeres que dijeron BASTA.


 Ilustración de Sara Pachón