30 may. 2018

Parajes tósigos

Y miramos a nuestro alrededor.
Grandes montañas
amplios valles
frondosos bosques
bastos mares…
Todo lleno de basura.
Ballenas muertas
con sus estómagos
repletos de plásticos.
Pájaros que anidan
entre envases de comida.
Microplásticos
en los ríos
y los lagos.
Aguas contaminadas.
Aire ponzoñoso.
Seguido de deforestación masiva
y los incendios
que buscan crear
destruyendo parajes naturales.
Falso progreso
abusiva comodidad.
Matamos miles de animales
arrasamos su hábitat.
Y no pensamos en la naturaleza
en este planeta
que pronto va a estallar.
Nos animan a comprar
y ciegos vaciamos nuestras carteras
con esos productos
que jamás volveremos a utilizar.
Capitalismo en estado puro
egoísmo
y codicia.
Queremos prosperidad
avance
éxito
pero, ¿cuál es el coste de todo ello?
Sumergídas en un sistema violento
que no piensa: Asesina.
Que no razona: Masacra.
Que solo quiere dinero
sin importar el precio.

25 may. 2018

Reencuentro

Calles y bares
risas
chistes
abrazos
y lagrimas de emoción.
Estoy en casa
estoy con mi gente
en el barri
con la crew
Cervezas y bravas
Turias a 1 euro
y alguna que otra desilusión
Enfermo
cancelo.
El tiempo se esfuma
y de nuevo en el avión
y me encuentro pensativa
contando los días
para un nuevo
reencuentro. 

21 may. 2018

Me lost me

Tu voz
arma seductora
que envuelve al público
y le hace viajar
a sus sueños más profundos,
a sus fantasías más secretas,
a una bella realidad.
Tu cuerpo se expresa
con la música que creas.
Latido,
micrófono,
repetición.
Latido,
micrófono,
repetición.
Y nos haces volar,
nos haces flotar,
nos haces recordar…
Perdidas
en tus letras
nos escondemos,
nos reinventamos
con cada nota.
Latido
tras latido.

16 may. 2018

A Cristina

La mujer de las mil sonrisas
Cientos de aventuras
Millones de sueños

La mujer que atraviesa el mundo con su bicicleta
Nada en todos los mares
Y aterriza en cada corazón

Ella hace que sienta la poesía viva
Me carga de energía
Y aunque lejos está
Siempre la noto cercana

La extraño
Pero sé que en algún momento nos encontraremos
En un barrio de Valencia
Donde al fin
La podré abrazar

 Ilustración de Conrad Roset

2 may. 2018

Injusticia

Creen protegernos 
con sus leyes de trapo 
y lo único que hacen 
es condenarnos 
de por vida, 
para que esto pueda ocurrir una y otra vez.
Ahora tenemos miedo. 
Tenemos asco. 
Tenemos odio. 
Pero brota la rabia por nuestro cuerpo 
y se enciende una llama en nuestro pecho. 
Gritamos
¡No es NO! 
Y la justicia patriarcal se ríe en nuestra cara. 
Ya es hora de cambiar el poder de manos. 
Al pueblo, 
a la ciudadanía, 
a los barrios… 
Necesitamos leyes que nos protejan 
no a este sistema corrupto, 
lleno de veneno, 
prejuicios 
y desprecio. 
Mientras tanto 
nuestras voces seguirán alzándose 
en pro de una real justicia.