20 mar. 2018

Escapar

Siempre huyendo.

Como cuando tratas de escapar de la realidad

cerrando los ojos.

Escapar del peligro

encerrándote en casa.

Escapar de la soledad

aceptando la invitación de cientos de extraños.

Escapar de todo

y no aceptar nada.

Por miedo,

inseguridad,

pereza,

enfado,

amor…

Como cuando tratas de escapar de la familia

evitando sus llamadas.

Escapar del trabajo

fingiendo una y otra enfermedad.

Escapar de tus estudios,

tus metas,

tus sueños.

Pero hay cosas de las que no se puede escapar.

Puedes correr,

pero tarde o temprano

te alcanzarán. 

 
Ilustración de Miguel Sandoval - Hilo

1 comentario:

  1. Escapar en todas direcciones, como caballo al galope, para huir, quizá de sí mismo.

    Un saludo

    ResponderEliminar