28 may. 2017

Amor no correspondido

No me desprecies si no me conoces. 
¿A caso crees que no merezco cariño?,
¿amor?,
¿respeto?
Sí…
¡Vuelo!
Porque así yo lo he querido.
¿Es tan difícil de entender?
También corro y me escondo cuando enciendes la luz.
Me gusta este juego que tenemos.
¿Me ves y gritas?
¿Después de todas las horas que me he pasado en el baño
cepillándome el exoesqueleto solo para ti?
Lustroso,
duro.
Como a mí me gusta.
Como a ti te gustaba…
Pero ya no me quieres.
¿O quizás nunca me quisiste?
No creas que no escucho lo que vas diciendo de mí,
de mis padres,
incluso de mis hermanas.
¡Si no las conoces!
Siempre con una palabra fea en esa boca de piñón.
Aún así,
me gusta cuando bailas conmigo.
Rápida,
valiente,
con tus pies sobre mi cara.
Y ahora muero,
muero de pena porque no vuelves,
muero de dolor porque te has ido de la casa,
muero de tristeza…
Aunque nada me mata.


No hay comentarios:

Publicar un comentario