3 feb. 2011

Sopa de rabo de toro

Se sienta, anodino, mirando libros de poesía,
escucha música clásica y ríe, con complejos trabalenguas paradójicos.
Le encanta bailar salsas, merengues, batucadas, mambos, tangos y, sobretodo,
el insoportable cha-cha-cha.

¡Maldito torero afeminado!;
Yo lo que quiero es un buen rabo,
rabo de toro, para los malpensados.

Primero tendré que cocerlo en un suave y espeso caldo,
con agitados muslos y pechugas desorbitadas,
cortar jugosas zanahorias, pelar puerros y nabos y,
trocear espárragos verdes, erguidos de sabor.
Calentarlo todo, primero a fuego lento,
y subir la temperatura, poco a poco, para que, finalmente,
añadimos el resto de los ingredientes,
y lo condimentamos al gusto,
obteniendo así un glorioso e intenso caldo de rabo,
de toro, ¡que hay que decíroslo todo!

¿Has entendido mi torero?

3 comentarios:

  1. hoy estas escribiendo mucho no??
    esq tines hambre o algo jejeje
    un poema bien raro, pero me gusta la segunda estrofa (¡Maldito torero afeminado!;
    Yo lo que quiero es un buen rabo,
    rabo de toro, para los malpensados.) jejeje
    ah y creo que te sobra una como despues de esparragos no te parece??
    bueno como ya e dixo raro raro, una receta en verso?? jejeje
    pues nada solo a ti se te ocurriria algo asi ;)

    ResponderEliminar
  2. Jaljajajaja...
    loe que me he reido con el poema!! que cosas!!
    Esther tienes una imaginacion prodigiosa, tendrias que enviasr tus relatos a algun concurso de literatura... seguro que ganabas algo
    Besos!!

    ResponderEliminar
  3. Hola de nuevo!
    Excelente trabajo, como siempre brillas por tus creaciones tan innovadoras, eso es lo que me gusta de tus relatos, bueno y ahora de tus poemas. Me alegra que te hayas aventurado con las poesías, sobretodo porque ningún género literario puede huir de ti, jeje.

    Sigue así, no desperdicies nunca tu ingenio, imaginación y creatividad. Un beso!

    ResponderEliminar