22 feb. 2011

Oda a la lengua

Lengua,
 te escondes bajo un reino de saliva,
te proteges, en tú escudo, de brillante esmalte.
Chocas contra mi paladar, golpeas mis encías, acaricias mis dientes,
y danzas, alocada, ansiosa por salir de tú cárcel establecida.

Cuando estornudo, te retuerces,
trago saliva y bailas como si estuvieras viva,
bebo algo caliente y escupes fuego ofendida,
hablo, y te contorsionas como un reptil de agua tibia .

Adoptas múltiples facetas a lo largo del día,
por la mañana, pequeña, te desperezas hermosa,
al medio día eres astuta y divertida, y le sacas los colores a las niñas,
al atardecer, te comportas amorosa y burlona,
y por la noche, que es cuando más me gustas,
te vuelves salvaje, impura y juguetona,
enredándote en las faldas de las jóvenes muchachas de la ciudad.

Algunos te llaman fea,
por que te asemejas a un alga erguida,
otros te gritan estúpida,
por que no saben apreciar tus suaves melodías.

Pero yo siempre sabré,
¡Oh lengua!
 que tú eres mi magnifica aliada.


En tú honor Gdg Dfgd. Te amo.

3 comentarios:

  1. esta ya la habia leido jejej
    y tambien la comentamos asiq no tengo nada mas que decir :)

    ResponderEliminar
  2. Hola ¿qué tal va todo?
    Bonito poema, además de curioso e ingenioso porque supongo que la lengua no es una inspiración muy típica para un poema pero lo bueno está en la innovación, por eso tú siempre sobresales en todo lo que escribes.

    Te felicito, sigue así! Hasta la próxima.

    ResponderEliminar
  3. Me encanta este poema :D

    GDG

    te quierooooooooooooo

    ResponderEliminar