26 jun. 2018

Violencia laboral

No tendré navidad
por qué tendré que trabajar
para pagar las facturas,
el alquiler,
la comida
y otros gastos
que hacen que mi sueldo mísero
desaparezca antes de pestañear.
Este año no podré irme de vacaciones,
en su lugar
haré todas las horas extras
que se me exijan,
eso quiere decir más de 60 horas a la semana
con un contrato de 10 horas.
Algunos viven de lo que roban a otros
y mientras
solo nos queda quejarnos
pero en silencio
no vaya a ser que nos escuchen
y nos quedemos sin trabajo.
Vivir con el sueldo mínimo
da para poco,
a veces ni para comprar pan.
Y el subsidio solo cubre para 4 meses más.
La precariedad laboral
nos afecta a todes.
Mientras unas perdemos
otros no paran de ganar.

Ilustración de Eneko - Precariedad laboral

1 comentario:

  1. Es infame y cierto Trabajar en España no implica salir de la pobreza.

    Un abrazo

    ResponderEliminar