26 feb. 2018

Los seres biónicos

Cuando veíamos Regreso al Futuro

todo nos parecía mágico.

Que si coches voladores,

viajes en el tiempo…

Toda una revolución tecnológica.

Ahora,

el futuro nos da miedo

y el presente

se ha convertido en nuestra cárcel digital.

Se suple el contacto humano

por abrazos virtuales,

el conocimiento ya no se encuentra en los libros

si no en los foros de Internet.

La distopía entra en juego.

Podemos grabar nuestra vida

con unas gafas inteligentes.

Bloquear a las personas

con un sencillo click desde nuestro hogar.

Practicar sexo

a través de un casco de realidad virtual.

Pronto aceptaremos la implantación de microchips en nuestros cráneos

como medida de seguimiento laboral.

La instalación de radares en nuestro pecho,

códigos de barras,

GPS…

Controlándonos como a las nuevas marionetas biónicas del Estado.

 Ilustración de Jean Jullien

2 comentarios:

  1. Pronto llevaremos una pantalla en el brazo, o seremos portadores de implantes bajo la piel para comunicarnos. El futuro llega. Para bien y para mal, porque imaginar un mundo sin móvil o sin internet hoy en día se hace imposible.

    No para todos, eso también es verdad. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, a veces me da miedo que acabemos como Black Mirror.
      Un abrazo!

      Eliminar