29 jun. 2016

Tic Tac

Tic tac

sonaba sin cesar

el reloj de arena

del camino olvidado.

Tic tac

escuchaba la presa

del tiempo perdido

del sueño cautivo.

Tic tac

borraban los recuerdos

de una vida plena

por una enfermedad certera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario