31 dic. 2015

Fin de abriles

Sueña una campana
que tiene tu nombre.
Suena su melodía
arrasando la ciudad sin salida.
Miles de extrañas formas
caminan ebrias.
Sombras que ríen, cantan y lloran.
La noche azota a los transeúntes,
los fuegos artificiales se incrustan en mis corneas.
Manchas de vino recorren la carretera,
medias agujereadas, tacones asesinos.
Bailes hipnóticos, catárticos, epilépticos.  
Uvas atragantadas,
brindis y cuerpos que colisionan.
Abrazos eternos,
besos cálidos,
luna llena.
Fotografía de Alberto Poloianez - Ahogándome en mi propia fiesta

No hay comentarios:

Publicar un comentario