16 oct. 2015

Enfermo

Con fuego marcaste
tu nombre,
bajo mi piel estrellada.

Con sangre
contaste mi historia,
de una amante olvidada.

Sentí el castigo
de tus celos,
bajo tu mirada amargada.

Todo fue un juego enfermizo,
lleno de dolorosas trampas.
Todo fue tu rabia malsana,
donde quedé devorada.

Quise enamorarme de ti,
de tus rarezas, de tus inquietudes.
Pero es imposible,
en este mundo,
nadie ama nada.

Married to the sickness - Elena Helfrecht

No hay comentarios:

Publicar un comentario