25 ago. 2015

Manos atadas

Nacen de mis entrañas
flores secas sin aroma.
Brota sangre plateada
ríe el niño a carcajadas.

Siento en mi interior
un tambor destrozado
que hace tiempo fue apagado
y ahora está oxidado.

Huele a naturaleza muerta
sueño con los ojos cosidos.
Mis venas rebientan
paren vegetación desierta.

Estampo mis recuerdos
en mi cuerpo y en mi alma.
Olvido el amor
y me aterra la añoranza.

Duele en el corazón el olvido
da fuerza el ansia
de comerte a besos
bajo la noche estrellada.

Y de nuevo aparecen
las marcas de la tragedia.
Que corren por mis brazos
entregándome a un dulce sopor.

Fotografía: Floral Death by nataliadrepina

No hay comentarios:

Publicar un comentario