20 jul. 2014

Anhelo

Y nos cogemos de las manos,
tumbados sobre el suelo.
Tus ojos alimentan mi espíritu,
llenándome de vida,
transmitiéndome tu energía,
fuerte, vibrante y pasional.

Despierto.

Solo ha sido un sueño
con los ojos medio cerrados,
Una ilusión traicionera.

Ansío tocarte,
olerte,
besarte,
follarte…

Anhelo tus miradas,
tus palabras,
tus caricias,
tus historias.

¿Dónde estás?
¿Dónde te has metido?

Odiosas quimeras 
de noches de verano.

Ilustración: Conrad Roset

1 comentario: